Connect with us

Lectura

Las gafas de la felicidad: Descubre tu fortaleza emocional

Isaac Krombell

Published

on

El psicólogo barcelonés Rafael Santandreu, autor de «El arte de no amargarse la vida», acaba de publicar «Las gafas de la felicidad»(Grijalbo), donde vierte ideas sorprendentes sobre este asunto. La primera va contra su propio gremio, el de los psicólogos, aunque barre para casa, como es natural, con su libro: «Si una persona con problemas no tiene dinero para un psicólogo, no importa. Puede hacer autoterapia con este libro. No necesita más», comenta a ABC. Y añade: «Por decir esto, me han cogido mucha manía mis compañeros». Hay que aclarar que para los casos más graves, sí recomienda un psicólogo o un psiquiatra.

Una de las tesis más sorprendentes que Santandreu expone en este libro contradice la mayoría de los tratados de psicología y libros de autoayuda en lo que respecta a la importancia de la salud y el bienestar físico para ser feliz. «Para eso -dice- no hay que tener buena salud». Y pone dos ejemplos: «Stephen Hawking no puede moverse desde los 21 años y es, aparte de uno de los mejores científicos de la historia, uno de los tíos más felices del mundo». El segundo es Vicente, un vecino suyo: «El hombre está ciego desde muy jovencito y no veas lo feliz que es», comenta.

Para el psicólogo catalán, «se puede ser feliz en casi cualquier circunstancia. Todo depende de cómo enfoquemos las cosas que nos pasan. Si lo peor que te puede pasar es la muerte y eso está completamente garantizado, creo que no hay nada realmente terrible en la vida», dice. Y pone otro ejemplo: «Thomas Grunëntal estuvo en un campo de concentración nazi de niño y se negó a dramatizar esta terrible experiencia y mantuvo siempre un estado anímico óptimo. Esto es prueba de que el ser humano puede ser feliz casi en cualquier circunstancia. Está todo en el coco, en las gafas que uno se pone», dice.

¿Qué le diría a un parado que lleva dos años sin encontrar trabajo para no deprimirse? «Le diría que tiene un problema -responde- pero que si se deja deprimir por ello, va a tener dos problemas. Y por mi trabajo le aseguro que el segundo puede llegar a ser peor que el primero».

Santandreu va en contra t ambién e otro de los mantras más extendidos sobre esta materia, el de la importancia de aparcar los malos recuerdos («para ser feliz hay que tener buena salud y mala memoria», dice Enrique Rojas): «Los seres humanos somos muy quejicas y ésa es la madre de muchos de nuestros problemas. Lo de vincular salud a felicidad me parece una idea muy absurda porque la salud es lo primero que vas a perder en la vida, a partir de los 25 años, y mucha gente mayor es feliz y no tiene buena salud».

¿Somos muy quejicas los españoles? «Tremendamente -contesta-, muchos más puntos de lo razonable. El 30 por ciento de los españoles tienen depresión y ansiedad por esa razón. Y por eso los antidepresivos son los segundos fármacos más vendidos en España».

Otra de las tesis a contracorriente de Santandreu se refiere a la felicidad y la soledad. «Una persona sola o sin pareja puede ser feliz perfectamente. Nadie necesita a nadie para sentirse feliz, aunque muchos crean lo contrario», comenta.

También son muchos los que creen que ayudar a los demás da felicidad. Santandreu, no: «Se pierden muchas energías y hay una gran confusión cuando no se entienden bien las responsabilidades de cada uno», comenta. Y añade: «La gente debería aprender a cuidarse a uno mismo, mucho más que atender a todos los demás, sobre todo en la familia. Porque se malgastan muchos esfuerzos en dedicarnos a los demás».

El psicólogo catalán sostiene que «eso no hace feliz, deberíamos cuidarnos más a nosotros mismos. Y luego compartir cosas, porque aunque es verdad que existe felicidad en el compartir, en la colaboración,ayudar materialmente a los demás es una tarea un tanto inútil», dice.¿Por qué? «Porque eso no da la felicidad al que ayudas y el que ayuda en realidad lo que hace es ponerse en una situación de superioridad que le da algo de placer».

El psicólogo catalán no parece llevarse muy bien con las ongs: «A las ongs hay que ponerlas bastante en cuarentena. Lo que necesita la sociedad es justicia social y evitar los robos o las desigualdades, más que ayudar por ayudar. A veces la ayuda esconde un complejo de superioridad que puede perpetuar situaciones injsutas. Muchas ongs ponen tiritas en los problemas reales con lo que no contribuyen a arreglar los problemas de raíz. La ayuda es un concepto arrogante que da superioridad al que lo hace», insiste.

¿Convertimos deseos en necesidades? «Sí, y eso es un fallo de fábrica del ser humano, el gran productor de infelicidad en nuestra especie. Vamos más allá de un deseo legítimo y normal. A veces inventamos una necesidad y eso es una carga. Nos hacemos esclavos de un objeto. El único antídoto que existe es la educación en valores, la educación filosófica y espiritual».

En lo que Santandreu no lleva la contraria a la mayoría del mundo es en que el dinero no da la felicidad. «Es más feliz no quien más tiene sino quien menos necesita. Necesitamos muy poco para estar bien. Eso es un gran conocimiento de la naturaleza, el que no lo tiene será un débil emocional y un infeliz». Vale, el dinero no da la felicidad, pero ¿no ayuda un poco?. «Cuando yo hablo de la necesititis -responde el psicólogo-, me refiero a que la gente cree que necesita mucho para estar bien y no es verdad».

Santandreu confiesa que «cuando hablo a esto a la gente, me suelen dar la razón si me refiero a dinero o a algo material. Pero si digo que nadie necesita pareja para estar bien, ni siquiera tener hijos, ahí no me dan tanto la razón. A veces perdemos mucha armonía interior por hacer justicia, como si la justicia fuera a darnos la felicidad, lo que necesitamos es cierta medida de la justicia. En divorcios o disputas familiares pasa mucho, la gente se vuelve loca en estos casos».

¿Las personas tóxicas que nos restan felicidad como se pueden identificar a tiempo? «Todo el mundo es tóxico y si te miras al espejo verás también a una persona tóxica -responde-. Todos somos maravillosos y todos tenemos algo de tóxicos. Somos imperfectos e irracionales por naturaleza. Hay que armarse de una filosofía personal tan sólida como para que no te afectan las locuras de los demás.

Santandreu reivindica el diálogo interior para mejorar nuestro estado anímico: «El diálogo interno produce malestar o bienestar. El quid de la salud emocional es lo que yo me digo, no lo que nos sucede. Es decir, lo que nos decimos acerca de lo que nos sucede. Nos podemos hablar bien o mal. No hay que terribilizar las cosas que nos pasan». ¿Todo llega y todo pasa? «Por supuesto, esto es fundamental. Somos hijos de la naturaleza, nos sentimos vbien cuando sintonizamos con ella. Todo es pasajero y fulgurante. A mis pacientes se los digo muchas veces, somos como moscas, que viven siete días y eso hace que las cosas sean maravillosas»

Para el psicólogo «hacerse mayor o perder a la pareja o a los padres forma parte de la continua transfomación que hay hasta la muerte y hay que abrir los brazos a todo ello porque forma parte de nuestra naturaleza»

Dice Elsa Punset que a partir de los 48 años sube la curva de la felicidad entre la gente. ¿Es más fácil ser feliz a los 50 que a los 25? «Una persona con la cabeza bien amueblada es feliz con 10 o con 92 años. Pero estadísticamente los mayores suelen ser más felices, porque la edad les hace sentir menos complejos y menos necesidades. Y eso los dota de una mayor armonía. Esto es cierto, pero también se puede conseguir a los 20 o a los 30», dice.

Santandreu dice que «la gente cree que la autoestima se repara valorándose mucho o queriéndose mucho o diciéndose que soy capaz, pero esto no es así. La autoestima se repara dándote cuenta de que todos valemos lo mismo o de que se puede ser un desastre total y seguir siendo totalmente valioso. Si eres tonto y feo eres igual de valioso que otro».

¿Compararnos con los que están peor que nosotros ayuda a valorar más lo que uno tiene y no lo que le falta? «Es bueno compararse con los que están igual o peor que nosotros y son felices. Si son infelices, no vale», contesta.

Continue Reading
Comments

Lectura

La enzima Prodigiosa – Hiromi Shinya

Isaac Krombell

Published

on

Publicado por

El doctor Shinya, cirujano de la familia real nipona, brinda al lector un recetario básico para gozar de buena salud y no dejarse energía en el camino. Prohíbe el yogur y el té verde, orilla la carne de pollo y prescribe fruta media hora antes de cada comida.

No es una dieta más. Propone un cambio de alimentación radical, pero no se trata del tratado de un hombre que aspira a que todo el mundo se deje por el camino los kilos de más. «La enzima prodigiosa» (Editorial Aguilar, abril de 2013) es el resultado del trabajo de un cirujano durante más de cuatro décadas que ha investigado los estómagos e intestinos de decenas de miles de estadounidenses y japoneses en su vasta trayectoria. El doctor Hiromi Shinya perdió a su mujer por una enfermedad «antes de que supiera lo suficiente para ayudarla» –confiesa en el libro–, y hasta que a sus dos hijos enfermos no les suplió de la dieta la leche de vaca no logró la mejora de la inflamación de colon y dermatitis atópica que sufrían respectivamente. Se ha dedicado a este análisis toda su vida, que plasmó por primera vez en japonés en 2005 y que la editorial Aguilar acaba de publicar en español.

Va por su segunda edición en nuestro país, y ha conseguido embaucar hasta la última enzima de la presentadora Mercedes Milá, que lo ha recomendado hasta la saciedad desde su programa de televisión, acompañándolo de la dosis justa de ejercicio físico. «Porque este libro te ayudará a vivir mejor», corea la periodista, y así lo garantiza el doctor en la publicación, que salpimenta con retazos de su relato personal. Asegura que él no enferma y que con esta dieta se evitaría parte de las enfermedades cardiacas, se curaría el cáncer en los capítulos en los que no interviene la genética, se frenaría la diabetes y también se pondrían barreras a la obesidad. En cualquier caso, se ganará en vitalidad y eso, en los tiempos que corren, es tanto como decir que se gana en salud.

Al doctor nipón se le conoce en el mundo de la Medicina desde hace años por haber practicadola primera cirugía colonoscópica sin incisión abdominal; además de por ser quien vela por la salud de los altos funcionarios del Gobierno japonés y también de la familia real de su país.Ahí pasa seis meses cada año; el resto, en Estados Unidos, adonde se mudó para ejercer la cirugía en primera línea tras la Segunda Guerra Mundial.

Esta experiencia vital dividida es la que le ha permitido desmenuzar los pormenores de las diferencias que separan la salud de los americanos (más fuertes porque se basan más en las proteínas de las carnes, pero al mismo tiempo más tendentes a la obesidad; aunque se han rehabilitado desde el informe McGovern de 1977) y sus compatriotas japoneses (con el doble de riesgo de padecer un cáncer de estómago debido al exceso de té verde, pero más sanos por la cantidad de algas nutrientes y pescado que comen; no obstante, con una salud debilitada al incorporar a sus menús tradiciones tan occidentales como repartir leche de vaca entre los escolares y apostar por hamburguesas y fritos como comida rápida y cómoda).

Alcohol, café y té, enemigos gástricos

Compaginar el recetario que ofrece este doctor con ejercicio físico y la toma de abundante «agua buena» (mineral o tratada, nunca del grifo) parece una recomendación lógica, como la de no beber alcohol, fumar ni tomar exceso de café o té (que en grandes cantidades empeora la actividad de los jugos gástricos, por lo que hay que reducirlo a dos o tres tazas diarias a lo sumo). Entre los consejos que disemina el Hiromi Shinya en este ya «bestseller» mundial hay algunos archiconocidos, y otros que no dejan de sorprender. Ésta es un parte de ellos:

–Reparte tu dieta, entre el 85 al 90% de alimentos vegetales (como arroz integral, grano, pan integral –es bueno en todas las comidas, contrariamente a lo que suele decirse–, leguminosas, zanahorias… y un 5% de frutas, semillas y nueces).

–Del 10 al 15% de proteínas animales: entre los que se incluye el pescado de cualquier tipo, pero mejor pequeños, ya que los grandes contienen mucho mercurio; las aves, como pollo, pavo y pato pero solo en pequeñas cantidades. No es bueno comer abundante carne de pollo, por ejemplo, comenta el doctor Shinya, puesto que «cuanto más frescas sean las verduras, frutas, carnes y pescados, más enzimas tendrán» y la carne cocinada a altas temperaturas o del animal que tiene una temperatura corporal superior a la humana, como esta ave, fulmina las enzimas, así que no aportan tanta vitalidad propia de la acción controlada por las enzimas.

«No es buena idea comer animales con alta temperatura corporal, como el buey y el pollo, porque la grasa animal se solidificará en el torrente sanguíneo. Es mucho mejor comer animales con una temperatura corporal baja, como el pescado, porque el aceite de pescado se licua en el cuerpo y llega a lavar las arterias en lugar de depositarse en ellas», detalla en la página 206 del volumen. Los grandes mentalistas y matemáticos conocen bien las propiedades del pescado y la vitamina Omega 3 para mantener la actividad mental a prueba de bombas.

En esta categoría entrarían también en pequeñas cantidades los huevos, la leche de soja y el queso de soja, si se quiere.

–Pero esas variedades de leche son las únicas permitidas, ya que esta dieta prohíbe los lácteos. Ni yogures, «tira la margarina que tengas en la nevera, es el peor alimento», ni manteca, queso o leche. También están defenestrados los dulces y el azúcar, las grasas y aceites, la nicotina, el alcohol, los chocolates y la sal de mesa (hay que usarla con trazas minerales).

–Los consejos para alimentarse pasan por masticar cada bocado entre 30 y 50 veces y hasta 70 según de lo que se trate, ya que se libera una secreción activa de saliva, una enzima que se complementa bien con los jugos gástricos y la bilis y ayuda en el proceso digestivo. Como se dice siempre, no hay que comer entre horas excepto fruta (que es la que digiere bien el cuerpo) e ingerir la fruta o el zumo del postre antes de las comidas. Esto regula la actividad digestiva y permite ir al baño con mayor facilidad. Las comidas resultan mucho menos pesadas si se come frutas o bebe zumos entre 30 y 60 minutos antes de sentarse a la mesa.

Cenar de 3 a 5 horas antes de acostarse

–Una recomendación férrea es la de cenar entre 3 y 5 horas antes de acostarse. Este doctor no usa el refrán tan mediterráneo «de grandes cenas están las sepulturas llenas», pero conoce muy bien sus efectos tras revisar a fondo las historias alimenticias de más de 300.000 clientes, cuenta en el prefacio de la obra. Tampoco hay que llenarse la barriga de agua antes de ir a la cama, como mucho una hora antes. Los adultosdeben beber al menos de seis a diez vasos de agua diarios: él mismo toma de uno a tres vasos de agua al despertarse por la mañana y realizar sus primeros movimientos propios de un judoka avezado; y bebe otros tres vasos una hora antes de la comida. Alguno más una hora antes de ir a la cama.

–Los carbohidratos son fáciles de digerir y absorber como una fuente inmediata de energía. Es ideal para actividades de resistencia y tolerancia, anuncia el doctor.

–La energía vital que aportan las más de 5.000 enzimas con que contamos en el cuerpo humano y que desencadenan en 25.000 reacciones diferentes se complementará con dormir de seis a ocho horas continuadas cada noche, acostándonos siempre sobre la misma hora, prescribe el cirujano.

–En otro orden de consejos menos «estomacales», el doctor nipón encuentra interesante escuchar a menudo lo que pide nuestro cuerpo y ser bueno con él; darle amor y pensamiento positivo, amén de una actitud agradecida, para vivir «apasionadamente y comprometido con la vida».

Para este doctor, que llega a probar en su propio cuerpo el resultado de los fármacos, los medicamentos deben estar absolutamente restringidos a ciertos contextos muy especiales, debido a que dañan el hígado y los riñones.

¿Calcio sí o no?

También resultan curiosas sus explicaciones respecto al calcio, contrarias a muchos anuncios de yogures y otros lácteos. De acuerdo con la opinión de este médico, «estudios en años recientes muestran un aumento de niños con déficit de atención que son proclives a arranques de furia y hay una tendencia creciente de niños que consumen grandes cantidades de alimentos procesados. La proteína animal y los azúcares refinados se consumen en cantidades crecientes mientras que se evitan las verduras. La proteína animal y el azúcar demandan una mayor cantidad de calcio y magnesio, conduciendo a una deficiencia de calcio, lo que irrita el sistema nervioso y contribuye a la irritabilidad del niño».

La hiperactividad en los niños puede venir motivada por una deficiencia de calcio, por ello, y el exceso de ingestión de calcio en la madurez es también dañino, deduce Hiromi Shinya. «Puede generar estreñimiento, náuseas, pérdida de apetito y distensión abdominal; si se toma con alimentos, el calcio adelgaza los ácidos gástricos promoviendo un desequilibrio de las bacterias intestinales y una pobre absorción de cinc, magnesio y hierro, por lo que si se necesita añadir calcio a la dieta (es necesario en su justa medida para evitar el estrés, el cáncer, la fatiga y disminuir el colesterol y la osteoporosis), la ingestión recomendada para un adulto es de 800 a 1500 miligramos con las comidas». El equilibrio de calcio con otros minerales y vitaminas «es un componente crítico de la buena salud», colige.

La importancia de la enzima madre»

¿Qué deparan esas miles de enzimas? La tesis de este prolijo doctor es que cada acción de nuestro cuerpo está controlada por enzimas (que son las proteínas que producen las células vivas y que actúan como catalizador y regulador en los procesos químicos del organismo), aunque se sepa poco de ellas todavía, y todas esas enzimas provienen de una «enzima madre o basal», que es más o menos limitada en nuestro organismo. Si agotamos esas enzimas madre no serán suficientes para reparar las células, por lo cual con el tiempo se desarrollarán enfermedades como el cáncer y otros padecimientos degenerativos y no se tendrán armas para luchar contra ellas. Es la teoría de la enzima prodigiosa: si ésta se alimenta y cuida con un estilo de vida de calidad, se tiene una vida longeva y próspera, si se va malgastando y aniquilando, se llegará a la vejez con una salud desgastada. Sin energía vital suficiente, el tiempo pesará en demasía.

Continue Reading

Lectura

Volver a la naturaleza de “Richard Louv”

Isaac Krombell

Published

on

Publicado por

 Hace unas semanas, de la mano de una revista, llegó a nuestras manos Volver a la naturaleza, de Richard Louv, y como si se tratase de una especie de peregrinación tuvimos que leerlo con cuidado y con esmero, sin prisa pero sin pausa, hasta acabar devorando lo que a primera vista parece un librillo que le regalan a uno, pero que se convierte con el paso de las páginas en mucho más que eso.
Este libro habla de un mal muy común para los que habitamos mi zona del planeta, me refiero a esta parte de Occidente que me ha tocado en suerte, igual que a vosotros: el síndrome del déficit de naturaleza. Este trastorno quiere decir, ni más ni menos, que nos hemos alejado de nuestro “caldo primitivo”, del lugar en el que nacimos (la Tierra, con mayúscula), tanto que estamos alienados; y aunque no lo creamos, aunque parezca que vivimos tan campantes por estas tierras de cemento y asfalto, hay algo en nosotros que, por dentro, tira hacia el verde, hacia los animales, hacia el fresco de la huerta, hacia el olor de la fruta recién cortada. El libro enuncia, una tras otra, formas de volver a la Naturaleza, unas más radicales, otras menos, unas más al alcance de todos, otras de sentido común, pero todas inspiradoras.
¿Te has preguntado por qué estás cansado nada más levantarte?
¿Cuántas horas ves el sol al cabo del día?
¿Qué comes? ¿Sabes de dónde viene? ¿Es alimento?
¿Conoces la zona en la que vives? ¿Crees que sólo hay fauna y vegetación en los grandes paisajes naturales del mundo?
Hay muchas preguntas que hace este libro, las deja caer mientras Louv te cuenta su experiencia en primera persona y sus entrevistas con gente natural de lo más interesante.

 

Muchas de esas preguntas aún no he sabido contestarlas, quizá un día lo haga.
Te gustará Volver a la naturaleza si:
  • a veces no sabes lo que sientes, pero sabes que hay algo que no va bien. Yo he puesto palabras a muchas sensaciones que he vivido a lo largo de este último año y que no sabía cómo expresar.
  • tienes conciencia de la Naturaleza y trabajas, aunque sea poco a poco, para estudiarla y conservarla. Aprenderás muchos modos interesantes de seguir adelante con tu tarea, y verás que en otros lugares del mundo hay iniciativas solidarias y comunitarias que salen adelante sin problemas.
  • te apetece cambiar de vida, por mínima que sea tu apetencia, porque verás que es posible (aunque cierres el libro y todo siga igual, siempre hay esperanza).
  • Añado un cuarto botón para darme un gustazo de ratón de biblioteca: el libro, como es de tipo ensayo, cuenta con unas cuantas páginas de bibliografía con libros que se pueden seguir leyendo para ampliar conocimientos. Un plus, sin duda.

Un buen libro que nos ilustra, como la sociedad se esta olvidando de la naturaleza y de su importancia. Desde #SANOHOY te animamos a que lo leas, es un libro que te ayudara a volver a los orígenes.

 

 

 

Continue Reading

Lectura

La milagrosa dieta del PH del Dr. Robert O. Young

Isaac Krombell

Published

on

Publicado por

Con este libro, el Dr Young marca un antes y un después en la cultura del cuidado integral de la salud, al sostener que los gérmenes son incapaces de hacer mella en un cuerpo alcalinizado.

A principios de Mayo del 2012, la editorial Obelisco publicó por primera vez en lengua castellana uno de los libros más vendidos del Dr. Robert O. Young y su mujer Shelley Young, La Milagrosa Dieta del Ph. 

Este es un libro que, sin duda, marca un antes y un después en la cultura del cuidado integral de la salud. La Nueva Biología del Dr. Young declara que la sobre-acidificación del cuerpo es la única causa de todas las enfermedades. Una teoría que surge en contraste a la “vieja” biología, basada en el trabajo de Louis Pasteur a finales de 1800, que se asienta en la idea que la enfermedad proviene de los gérmenes que invaden el cuerpo desde el exterior.

El Dr. Young sostiene que cuando el cuerpo está saludablemente equilibrado en la alcalinidad, los gérmenes son incapaces de hacer mella. Es por este motivo que el equilibrio del Ph en tu organismo es clave para disfrutar de una salud, un peso, una claridad mental y un vigor general óptimos. Con esta innovadora dieta conseguirás equilibrio y podrás despedirte para siempre de la falta de energía, las malas digestiones, los kilos de más, las molestias y las enfermedades.

Este fantástico tratamiento, que ha demostrado su eficacia durante décadas, revela los secretos de:

  • Los nutrientes básicos. Ofrece un tratamiento completamente nuevo que aporta los componentes más importantes que necesita tu organismo.
  • El tratamiento de limpieza. Elimina las impurezas y regula la digestión y el metabolismo, gracias a nuevas formas de erradicar la toxicidad del organismo.
  • La práctica de ejercicio de forma correcta. Incluye un capítulo completamente nuevo sobre ejercicios alcalinizantes que ayudan a mantener el nivel de Ph adecuado.
  • Los Alimentos alcalinos. Cuenta con más de treinta y cinto recetas nuevas para ayudarte a equilibrar el organismo.

Aprende a equilibrar tu vida y tu alimentación con los increíbles beneficios que esta dieta revolucionaria aporta a la salud. La milagrosa dieta del PH.


La Dieta Alcalina

La Alcalinidad viene determinada por el nivel de Ph corporal, el cual debe ser ligeramente alcalino (superior a 7). Un estilo de vida alcalino comporta, entre otras cosas, llevar una alimentación en la que el 80% de nuestra dieta se base en alimentos alcalinizantes y el restante 20% consista en alimentos no tan alcalinizantes, pero saludables y con otras propiedades nutricionales. Cuanto más alcalino es el estilo de vida, las personas se encuentran más vitales, energéticas, de mejor humor, más saludables y jóvenes.

En definitiva, mantener un sano equilibrio corporal alcalino-ácido nos permite:
  • Potenciar nuestro estado de salud.
  • Aumentar nuestro nivel de energía y vitalidad.
  • Incrementar la calidad de la nutrición celular
  • Ayuda a encontrar nuestro peso ideal.
  • Fortalecer nuestro sistema inmunológico.
  • Prevenir las enfermedades.

 

Los alimentos alcalinizantes son principalmente  vegetales, semillas, frutas, legumbres, frutos secos, algas, aceites vegetales de primera prensa, hidratos de carbono integrales, entre otros, y los acidificantes (no recomendados) son los dulces, proteínas animales, hidratos de carbono refinados, lácteos y alcoholes entre otros.

A principios de Mayo del 2012, la editorial Obelisco publicó por primera vez en lengua castellana uno de los libros más vendidos del Dr. Robert O. Young y su mujer Shelley Young, La Milagrosa Dieta del Ph. Sin duda, es un libro que marcará, para los de habla hispana, un antes y un después en la cultura del cuidado integral de la salud.

 

La Nueva Biología del Dr. Young declara que la sobre-acidificación del cuerpo es la única causa de todas las enfermedades. En contraste a la “vieja” biología, basada en el trabajo de Louis Pasteur a finales de 1800, se asienta en la idea que la enfermedad proviene de los gérmenes que invaden el cuerpo desde el exterior. El Dr. Young sostiene que cuando el cuerpo está saludablemente equilibrado en la alcalinidad, los gérmenes son incapaces de hacer mella.

 

Es por este motivo que el equilibrio del Ph en tu organismo es clave para disfrutar de una salud, un peso, una claridad mental y un vigor general óptimos. Con esta innovadora dieta conseguirás equilibrio y podrás despedirte para siempre de la falta de energía, las malas digestiones, los kilos de más, las molestias y las enfermedades.

Este fantástico tratamiento, que ha demostrado su eficacia durante décadas, revela los secretos de:

 

  • Los nutrientes básicos. Ofrece un tratamiento completamente nuevo que aporta los componentes más importantes que necesita tu organismo.
  • El tratamiento de limpieza. Elimina las impurezas y regula la digestión y el metabolismo, gracias a nuevas formas de erradicar la toxicidad del organismo.
  • La práctica de ejercicio de la forma correcta. Incluye un capítulo completamente nuevo sobre ejercicios alcalinizantes que ayudan a mantener el nivel de Ph adecuado.
  • Alimentos alcalinos. Cuenta con más de treinta y cinto recetas nuevas para ayudarte a equilibrar el organismo.

 

Aprende a equilibrar tu vida y tu alimentación con los increíbles beneficios que esta dieta revolucionaria aporta a la salud.

La Dieta Alcalina:

La Alcalinidad viene determinada por el nivel de Ph corporal, el cual debe ser ligeramente alcalino (superior a 7). Un estilo de vida alcalino comporta, entre otras cosas, llevar una alimentación en la que el 80% de nuestra dieta se base en alimentos alcalinizantes y el restante 20% consista en alimentos no tan alcalinizantes, pero saludables y con otras propiedades nutricionales. Cuanto más alcalino es el estilo de vida, las personas se encuentran más vitales, energéticas, de mejor humor, más saludables y jóvenes.

 

En definitiva, mantener un sano equilibrio corporal alcalino-ácido nos permite:

  • Potenciar nuestro estado de salud.
  • Aumentar nuestro nivel de energía y vitalidad.
  • Incrementar la calidad de la nutrición celular
  • Ayuda a encontrar nuestro peso ideal.
  • Fortalecer nuestro sistema inmunológico.
  • Prevenir las enfermedades.

 

Los alimentos alcalinizantes son principalmente  vegetales, semillas, frutas, legumbres, frutos secos, algas, aceites vegetales de primera prensa, hidratos de carbono integrales, entre otros, y los acidificantes (no recomendados) son los dulces, proteínas animales, hidratos de carbono refinados, lácteos y alcoholes entre otros.

Lo mejor

  • Su revolucionaria teoría sobre la salud y el bienestar, basada en la alcalinización de la dieta
  • Consejos sobre alimentos y nutrientes básicos, depuración y ejercicio
  • Llevarás salud a tu vida y a la de los que te rodean

Continue Reading

Destacados

Copyright © 2015 - 2018 Sanohoy Magazine. Todos los Derechos Reservados.