Connect with us

Música

La Musicoterapia

Patricia Nature

Published

on

La musicoterapia es el manejo de la música y sus elementos musicales (sonido, ritmo, melodía y armonía) realizada por un musicoterapeuta calificado, con un paciente individual o un grupo. Es un proceso creado para facilitar, promover la comunicación, las relaciones, el aprendizaje, el movimiento, la expresión, la organización y otros objetivos terapéuticos relevantes, para así satisfacer las necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas.

Este tipo de terapia no es suficiente para curar una enfermedad, pero sí es una forma natural, agradable y  barata de hacernos sentir bien desde dentro.

 

Actualmente la musicoterapia como disciplina de Salud se ha extendido alrededor del mundo. Hasta la actualidad, se han desarrollado carreras de grado y post-grado.

El primer país de habla hispana que contó con una carrera de Musicoterapia fue Argentina, cuando en 1967 se crea esta Carrera en la Universidad del Salvador de Buenos Aires

En Barcelona surge en el 1976 la Asociación Española de Musicoterapia con el Prof. Abimael Guzmán.

 

El musicoterapeuta.

Es un profesional con unos conocimientos y una identidad tanto en el ámbito musical como en el terapéutico, y que integra todas sus competencias desde la disciplina de la Musicoterapia, para establecer una relación de ayuda socio-afectiva mediante actividades musicales en un encuadre adecuado, con el fin de promover o restablecer la salud de las personas con las que trabaja, satisfaciendo sus necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas y promoviendo cambios significativos en ellos.

 

El origen de la Musicoterapia.

La utilización de la música como terapia hunde sus raíces en la prehistoria, puesto que se sabe que la música estuvo presente en los ritos “mágicos”, religiosos y de curación. Sin embargo, los primeros escritos que aluden a la influencia de la música sobre el cuerpo humano son los papiros egipcios descubiertos por Petrie en la ciudad de Kahum en 1889. Estos papiros datan de alrededor del año 1500 a. C. Y en ellos ya se racionaliza la utilización de la música como un agente capaz de curar el cuerpo, calmar la mente y purificar el alma, así, por ejemplo, se atribuía a la música una influencia favorable sobre la fertilidad de la mujer, incluso con música de la voz del dios Thot. En el pueblo hebreo también se utilizaba la música en casos de problemas físicos y mentales. En esta época se data el primer relato sobre una aplicación de musicoterapia.

Fue en la antigua Grecia donde se plantearon los fundamentos científicos de la musicoterapia. Los principales personajes son: Pitágoras, Platón, Pitágoras y Aristóteles.

Para la musicoterapia es fundamental la llamada teoría del Ethos o teoría de los modos griegos. Esta teoría considera que los elementos de la música, como la melodía, la armonía o el ritmo ejercían unos efectos sobre la parte fisiológica emocional, espiritual y sobre la fuerza de voluntad del hombre, por ello se estableció un determinado Ethos a cada modo o escala, armonía o ritmo.

 

La Musicoterapia cura la emoción a través de la música porque influye en el individuo a todos los niveles:

  • Biológico
  • Fisiológico
  • Psicológico
  • Intelectual
  • Social
  • Espiritual

Los expertos la utilizan tanto para curar como para prevenir y es una terapia beneficiosa para:

  • Mejorar el bienestar personal.
  • Desarrollar la creatividad.
  • Mejorar el aprendizaje.
  • Mejora las relaciones interpersonales.
  • Controlar el estrés.

Demostrado queda que la Musicoterapia es beneficiosa para:

  • Los ancianos.
  • Las mujeres embarazadas.
  • Tratamiento para trastornos neurológicos.
  • El desarrollo evolutivo del niño.

 

Los sonidos  que usan para la Musicoterapia son de la naturaleza como: agua, canto de  pájaros, aire… e incluso la música clásica también suelen usarla porque para muchas personas les relaja esta clase de música.

 

Uno de los grandes problemas a la hora de conceptuar el término musicoterapia es su confusión con la educación musical, términos totalmente distintos. Las grandes diferencias son:

  • La educación musical se usa con el fin de enseñar a tocar un instrumento y la musicoterapia se usa como un medio para producir cambios.
  • En educación musical es un proceso cerrado e instructivo que está basado en un currículo, en musicoterapia, el proceso es abierto, experimental, interactivo y evolutivo.
  • En educación musical los objetivos son generalistas y universales con poca diferenciación pero en musicoterapia los objetivos son individuales y particulares.

 

Hoy en día, la necesidad de sentirse bien o incluso de poder desconectar de la vida diaria, estresada, frenética y caótica hace que la Musicoterapia sea muy buena opción.

Ir a la cama cuando una persona está relajada es la mejor receta para que a la mañana siguiente se encuentre descansado, cargado de energía e incluso de buen humor. Se aconseja que se duerma cada noche unas 8 horas. Así te lo agradecerá tu ánimo, tu energía, tu piel…

Existen frutas y verduras que nos relajan, como: las espinacas, la alcachofa, la manzana.

También existen alimentos que ayudan a reducir los niveles de estrés en nuestro cuerpo, evitando la estimulación de las glándulas suprarrenales gracias a sus vitaminas. Las vitaminas que te ayudarán a recobrar la salud psíquica y la paz interior son:

Vitaminas del grupo B

  • B1 o tiamina (presente en el ajo, naranja, coliflor…)
  • B2 o riboflavina (presente en espinacas…)
  • B3 o niacina (presente en tomates, brócoli, plátano…)
  • B5 o ácido pantoténico (presente en fresas, brócoli, coliflor…)
  • B6 o piridoxina (presente en el ajo, plátano…)
  • B8, biotina o vitamina H (presente en la coliflor, zanahorias, fresas, chocolate…)
  • B9 o ácido fólico(presente en las espinacas, zumo de naranja, plátano, fresa…)

Vitamina C ( presente en. moras, naranjas, arándanos, coliflor..)

Vitamina A (presente en la col, zanahoria…)

 

Por tu cuenta también puedes hacer Musicoterapia a tu forma y gusto, por ejemplo:

Una canción que te guste y que te haga olvidar de los problemas. Cuando estés desanimado escúchala en tu Mp3 o en tu mini cadena del salón.

Darte un baño. Cuando quieres evadirte de un día del trabajo cuando llegues a casa, ponte música que te relaje, llena la bañera, enciende unas velas, échale una bomba de aromas y sumérgete en ella y olvídate de todo durante un buen rato.

Cárgate de energía. Cuando necesites cargarte las pilas, ponte música de fondo y deja que los  rayos de sol  te bañen el cuerpo y de esta manera podrás cargarte de vitamina  D.

Música

Música para cargarte de energía

Patricia Nature

Published

on

Publicado por

El poder de la música que nos puede aportar al escucharla es muy beneficioso.

 “La música es para el alma lo que la gimnasia para el cuerpo” de Platón.

 La música transforma estados de ánimo elevando la energía dándote motivación y alegría. Este cambio en nosotros no sólo depende de las notas musicales (se ha comprobado con multitud de estudios) sino, algo mucho más importante, de la letra. Las palabras que componen las canciones, inconscientemente se te graban en tu cerebro, y se te quedan en tu interior instalando el mensaje, influenciándote después en tu vida diaria.

Ya publicamos un artículo en la revista de Sanohoy que seguro que te puede interesar:

La Musicoterapia.

Y no te ha pasado, que estás en un momento bajo de energía o triste, buscas escuchar música que te alimenta ese estado de ánimo, que lo encuentras acorde a tu estado en ese momento… (Hoy no me puedo levantar de MECANO).

 La música alimenta el espíritu, el alma, y la letra de esta música alimenta o condiciona tu cerebro generando energía positiva.

 

Cuando escuchamos una canción nos genera un estimula y genera un estado de ánimo. Es una asociación neurológica que asociamos esa canción, por la música y por la letra, con ese estado de ánimo. Lo que nos indica es que, al elegir la música o canciones que escuchamos, debemos tener en cuenta que la elección de esta influye en nuestro estado de ánimo o de energía, y que a su vez nos generará un “enganche” que al volver a escuchar esa canción, automáticamente se nos genera esa alegría por el enganche que se ha producido al escucharla.

Podemos utilizarlo en nuestro beneficio a conciencia sabiendo que, podemos elegir aquellas canciones que nos motivan tanto por música como por letra, y generar el estado de ánimo satisfactorio cada vez que queramos, con el resultado de tener un estado de ánimo con energía.

TÚ tienes el poder de cambiar siempre que quieras tu estado de ánimo. Escucha tu canción con ese enganche poderoso que te genera energía.  Aunque tú no quieras, tu cerebro estará preparado para ello.

 

Así pues, se consciente de la música que escuchas y de la letra que esta contiene, anímate, busca esa música y eleva tu estado de ánimo y de energía y genera toda la alegría en tu día a día.

Cada persona es un mundo pero, hemos creado una pequeña lista de canciones que te pueden ayudar a encontrar tus propias canciones para cargarte de energía:

 

Enrique Iglesias con su canción: “Bailando”.

David Guetta con su canción: “Dangerous”.

Juan Magan con su canción: “Falling in love”.

 

Sanohoy te aconseja que lo pongas en marcha desde hoy mismo:

Pon música en tu vida diaria.

 

 

 

 

Continue Reading

Música

Musica lenta para hacer el amor

Patricia Nature

Published

on

Publicado por

Estoy segura que os habréis preguntado alguna vez por qué hay días en los que nos apetece escuchar música lenta para hacer el amor y, por el contrario, hay otros momentos en los que necesitamos deleitarnos con música más movida. Pues bien, hemos creado una lista con los posibles motivos en los que necesitamos escuchar una música lenta para hacer el amor con nuestra pareja:

 

  • Estamos acostumbradas a ver en las películas de amor las típicas escenas eróticas con música lenta de fondo y queremos recrear esas escenas en nuestras casas en los momentos íntimos.
  • Para excitarnos más, ya que, hay ciertas personas que pueden tener un nivel más elevado de excitación si escuchan música lenta de fondo.
  • Para evitar que los vecinos nos escuchen cuando estamos con nuestras parejas y así les regalaremos una sesión acústica de música lenta y mientras nosotros estemos en nuestras cosas.
  • Para aprender a llevar un ritmo tranquilo y sin prisa en una relación sexual. No todas las parejas encuentran el nivel de coordinación que quizás se necesita para poder estimular bien al otro, por lo tanto, la música lenta nos puede ayudar a seguir un ritmo que los dos miembros de la pareja que están jugando les sirva como guía.

 

Vivimos en una sociedad en la que todo pasa a gran velocidad y no disfrutamos de los pequeños placeres que nos ofrece la vida y, por lo tanto, una manera de desconectar de esta sociedad y poder disfrutar de un momento íntimo y tranquilo con tu pareja es escuchar música lenta de fondo.

 

Canciones lentas que Sanohoy os recomienda:

 

India Martínez con su canción: “Vencer al amor”.

Pablo Alborán con su canción: “Solamente tú”.

Malú con su canción: “Ahora Tu”.

Adele con su cancíon: “Someone like you”:

 

 

 

Sanohoy espera que os haya gustado este artículo.

Continue Reading

Música

El efecto de la música en el deporte

Patricia Nature

Published

on

Publicado por

Está científicamente probado que la música es una herramienta vital para ejercitarse.

El Doctor Costa Karageorghis, subdirector de Investigación de la Escuela e Deporte y Educación de la Universidad de Brunel de Londres en Inglaterra, ha dedicado años al estudio de los efectos de la música en el deporte. Mediante estudios ha confirmado que la música forma parte fundamental para mejorar los efectos del ejercicio.

Hay muchas actividades físicas que se acoplan muy bien en el acompañamiento musical: calentamiento, entrenamiento con pesas (fitness), entrenamiento en circuitos, maratones, spinning, streching…

 

Un ejemplo real en que nos muestra que la música es muy importante en el deporte fue en los juegos Olímpicos de Invierno de 1998 en Nagano (Japón) donde el equipo británico de Bobsleigh aplicaron estas teorías con la canción de Whitney Houston: “One Moment in Time” para calmarse y dar precisión a sus movimientos. Esto fue lo que exactamente sucedió:     La Gran Bretaña consiguió la medalla olímpica que no ganaba desde 1964. La misma canción fue utilizada por Richard Faulds, medallista de oro en Sidney 2000 en tiro con rifle.

Según un estudio, la mítica canción que acompaño a Stallone en la conocida saga cinematográfica es una de las canciones más escuchadas en España a la hora de hacer ejercicio. Si quieres escucharla ahora mismo, te lo pones muy fácil, sólo pincha aquí abajo:

Eye of the tiger

El tempo de la música representa lo que viene siendo el ritmo cardíaco en los seres humanos y se mide igual (bpm: beat per minute).  Por ejemplo, si el objetivo durante el calentamiento es elevar el ritmo cardíaco a 110 pulsaciones por minuto, se recomienda escuchar música que tenga un tempo de entre 100 y 120 pulsaciones por minuto.

Pero¿por qué parece más efectivo este esfuerzo cuando uno le da al ‘play’ y se enchufa los auriculares a todo volumen? “Cuando sincronizas tus movimientos con el compás de la música es posible incrementar la intensidad del entrenamiento mediante la aceleración del tempo de la música, en torno a uno o dos latidos por minuto por encima de tu zona de confort”, asegura el doctor Costas Karagoerghis.

 

Si todavía no sabes que música debes usara para practicar deporte, te recomendamos:

  • Ritmo energizante y fuerte.
  • Letra positiva con asociaciones a movimiento.
  • El patrón del ritmo musical debe ir coordinado con los movimientos de la actividad física que vayas a realizar.
  • Cambios de ritmo de melodías (ideal para una clase de spinning).
  • Utiliza letras asociadas al deporte, ejercicios, triunfo o superación de adversidades.

 

Sanohoy te aconseja que prepares bien tu playlist ya que está científicamente probado y comprobado que: Al ejercitarte con la música adecuada mejora tus resultados y tu rendimiento.

 

Continue Reading

Destacados

Copyright © 2015 - 2018 Sanohoy Magazine. Todos los Derechos Reservados.